EL SADE SATI DE SATURNO

 

El Sade Sati es una situación que tiene en cuenta la astrología védica.

Cada planeta está un tiempo transitando cada signo del zodiaco. De igual manera que la Luna tarda dos días y medio en cubrir un signo y casi 30 días en dar la vuelta al zodiaco, Saturno está dos años y medio en un signo y tarda casi 30 años en cubrirlos todos.

Sade Sati es un tiempo en que Saturno transita por el signo por el que estaba en el momento en que nacimos y por los signos anterior y posterior. En total, este tránsito le lleva unos 7 años y medio. Si utilizamos la posición de la Luna como ascendente, se trata de su casa 12, la casa donde está y la casa 2. En ese tiempo, Saturno nos proporcionará las limitaciones que nos obligarán a corregir lo que no nos permite avanzar. Es habitual que, por ejemplo, tengamos problemas de salud, dificultades económicas, cambios en nuestra profesión. A menudo vemos también problemas de salud en nuestros parientes, especialmente cuando Saturno pasa por el signo anterior, lo que sería la casa 12 de la posición lunar.

Durante esta etapa a menudo hay un tiempo en que la persona se siente un poco perdida, desanimada, sin saber muy bien qué cambios llevar a cabo ni que quiere en el fondo. Saturno nos obliga a replantearnos todo, a hacernos preguntas trascendentales respecto a nuestra vida, a observar si estamos siendo coherentes con nosotros mismos.

La luna rige nuestro humor, por lo que ese paso de Saturno es un tiempo con bastantes altibajos. Los mejores antídotos para esta etapa son el desapego respecto a los resultados, la paciencia y la confianza en que vamos a salir fortalecidos. Saturno nos obliga a ubicarnos en el presente, trabajar a fondo y soltar todo intento de control.

Tras el paso de Saturno nos sentiremos más ligeros y enfocados en lo que es realmente importante en nuestra vida.

Actualmente, Saturno está hacia la mitad de Capricornio, así que esto afecta a los que tienen a su Luna en Sagitario, Capricornio y Acuario.

CURSO INTENSIVO DE ASTROLOGIA ONLINE O PRESENCIAL Inicio 26/01/2019

 

Presentación:

Se trata de un curso intensivo que tendrá lugar una vez al mes durante un año.

La astrología está considerada por las tradiciones herméticas occidentales una de las claves más importantes para la comprensión del universo. Su estudio nos permite percibir algunos misterios del funcionamiento de la vida y del individuo.

Durante el curso te acompaño en un apasionante viaje a través del zodiaco. Cuarenta años de estudio y práctica activa de la astrología me permiten llevar a cabo esta formación.
Tiene como propósito prepararte para que te sea posible profundizar por tu cuenta en el estudio de la astrología. El universo astrológico es rico en propuestas de muchas personas en todo el mundo y una buena base nos permitirá comprenderlas. Las posibilidades de aprendizaje de esta ciencia tan apasionante son infinitas. Leer más

Lista de eclipses del año 2019

 

 

6 de enero a las 2,28 AM

Eclipse solar parcial

Sol y Luna a 15,25 de Capricornio

 

21 de enero a las 06,16

Eclipse Total de Luna

Sol a 0,51 Acuario y Luna a 0,51 Leo

 

2 de julio a las 21,16

Eclipse Total de Sol

Sol y Luna a 10º37,33 de Cáncer

 

16 de julio a las 23,38

Eclipse Lunar parcial

Sol 24,04 Cáncer

Luna 24,04 Capricornio

 

11 de noviembre 16,21

Tránsito Mercurio retrógrado

Sol y Mercurio a 18,55 Escorpio

 

26 de  diciembre 06,13

Eclipse Solar Anular

04º06,51 Capricornio

 

La recomendación para esos días es estar lo más atento posible a uno mismo, facilitándolo con una dieta ligera y una regulación de las actividades que permita permanecer en un estado de tranquilidad.

Jyotish, la ciencia de la luz

En la India, a la astrología se la llama Jyotish: la ciencia de la luz. Según los Vedas, es el conocimiento mediante el cual la inteligencia cósmica se revela a través de la luz.

En nuestro organismo, el ojo es el que nos permite captarla, reconociendo lo que hay en el exterior.

El ojo tiene un mecanismo perfecto, de altísima precisión, que se ocupa de enfocar hacia donde posamos nuestra mirada y envía esa información al cerebro. El ojo depende de la luz. Si no hay luz, bien sea eléctrica, del fuego, del sol o del tipo que sea, no hay información visual.

Es interesante observar que el ojo es igual al símbolo astrológico del Sol:

Por lo tanto, nuestra mirada está relacionada con el Sol.

 

 

También lo están nuestra vitalidad, nuestra identidad y nuestra individualidad (sol-edad). Cuando decimos “Yo” señalamos a nuestro pecho, al que sentimos de alguna manera el centro de nuestra vida y de nuestra identidad.

Leer más

CURSOS DE ASTROLOGÍA INTENSIVOS ONLINE (INICIO 26/11 lunes y 29/11 jueves)

 

Presentación:

La astrología está considerada por las tradiciones herméticas occidentales una de las claves más importantes para la comprensión del universo. Su estudio nos permite percibir algunos misterios del funcionamiento de la vida y del individuo.

Durante el curso te acompaño en un apasionante viaje a través del zodiaco. Cuarenta años de estudio y práctica activa de la astrología me permiten llevar a cabo esta formación.
Tiene como propósito preparar a la persona para que le sea posible profundizar por su cuenta en el estudio de la astrología. El universo astrológico es muy rico en investigaciones de muchas personas en todo el mundo y una buena base nos permitirá comprenderlas. Las posibilidades de aprendizaje de esta ciencia tan apasionante son infinitas.

Este aprendizaje supone un camino de transformación, en el cual vamos conociendo los símbolos y alegorías a través de los cuales la humanidad a lo largo del tiempo se ha conectado con el universo y ha intentado comprender el sentido de la vida y de lo que le sucede en particular. Encontrar claves a los eventos que vivimos nos permite experimentarlos con mayor consciencia y con más recursos y claves para tomar decisiones.

Incluye desde la astrología más básica y práctica -hacer a mano la carta astral, consultar efemérides- hasta los aspectos más profundos de nuestro vínculo con el universo. Hoy en día en breves instantes, los programas informáticos nos proporcionan la carta astral y todos sus aspectos principales, pero es importante saber calcularlo también manualmente para comprenderlo bien y saber qué significa y de donde viene cada posición.
Los participantes profundizarán en su propia carta astral. En todas las clases dedicaremos un tiempo a compartir nuestras propias cartas natales y aportar el punto de vista de todo el grupo, con el propósito de que el curso sea lo más vivencial y realmente didáctico posible.

PROGRAMA

Aprenderemos desde lo más simple, como es entender lo que es la eclíptica, la latitud, la longitud, paralelo, declinación, aspectos astronómicos como los polos norte y sur, el cenit, el nadir, el azimut, el horizonte, regentes, dignidades planetarias, planetas retrógrados, casas y signos interceptados, la medición del tiempo, significadores, decanatos, dodecatemorias, términos, dispositores, sinastrías, puntos arábigos, eclipses (y las series de Saros) astrología sideral, ayanamsa…

Por supuesto, en cada clase hablamos de los planetas, casas angulares, sucedentes y cadentes, signos, elementos, nodos, estrellas fijas…

Además de la astrología tradicional, introducimos elementos de la astrología védica y una aproximación espiritual al tema.

Durante todo el curso hablamos de conceptos más abstractos como son el destino, el espacio y el tiempo, las diferentes astrologías, su historia, el lenguaje de la energía, la ciencia de la luz la relación entre los libros sagrados y la astrología, el pasado remoto de ésta…

Siempre hay una parte práctica en la que aprendemos a levantar una carta astral, a hacer diferentes cálculos, a mirar el cielo directamente, a situarnos nosotros en esa carta…

A medida que el curso avanza vamos aprendiendo los diversos cálculos de la astrología predictica, desde los más sencillos, como son los tránsitos, a los más complicados, como puede ser corregir la hora de nacimiento.

Objetivo:
Conocer la astrología desde sus aspectos más prácticos, como son levantar una carta natal, hacer predicciones y otros cálculos, hasta sus aspectos filosóficos que conducen al desarrollo del ser.
Desarrollar la “mirada astrológica”, una mirada esencialmente intuitiva que es capaz de percibir como se relacionan todos los aspectos de la persona y del universo, como un micro y macrocosmos.
Manejar los conceptos básicos astrológicos para poder seguir investigando.

 

Aspectos prácticos:

Precio: 40 € al mes

Inicio: Lunes, 26 de noviembre a las 18h. Se están formando más grupos. Si tienes interés en apuntarte envía un email a correu@marisaferrer.cat anotando los días y horarios de preferencia.

Periodicidad: Una tarde-noche (horario español) a la semana 2 horas. Es importante dejar la hora siguiente libre por si nos alargamos.

Si te interesa el curso pero no te va bien en ese día u horario, envía un mensaje a correu@marisaferrer.cat o por whatsapp al teléfono +34606383436 para que te avisemos al hacer otros grupos en otros horarios y días.

Foro: Tenemos un grupo de Whatsapp en el que compartimos reflexiones, preguntas… La participación no es obligatoria, pero sí recomendable.

Se aporta material de soporte

Duración: El curso es anual. Vamos desgranando los temas al ritmo de los signos astrológicos. El calendario de los planetas es relativo porque se irán tocando en todas las clases.

 

MI FORMACIÓN COMO ASTRÓLOGA

Inicié mi estudio en el año 1978 con Mathia Tarrés. Ella tenía por entonces unos 60 años y regentaba una escuela en la Rambla de Catalunya de Barcelona, por donde pasaban grandes expertos de muchas áreas del conocimiento considerado iniciático: sabiduría ancestral que abre la conciencia a la certeza de que lo que vemos es sólo una parte de la realidad. Tuve el privilegio de trabajar durante años con ella, colaborando en la organización de cursos y en sus consultas. Poco a poco fui encontrando mi propia manera de percibir la astrología y paulatinamente se fue convirtiendo en mi principal actividad laboral, ofreciendo cursos y participando con espacios propios en programas radiofónicos en diferentes emisoras, como por ejemplo en el programa Amunt i Crits de Radio 4, de RTVE, presentado por Joan Grau.

Tanto en aquel tiempo como ahora pocas personas tratan a la astrología con la seriedad que creo que merece. La cultura oficial la ha convertido en una actividad aparentemente propia de charlatanes, ridiculizándola mediante personajes esperpénticos como los que vemos constantemente en los medios de comunicación. Muchas personas que se consideran inteligentes y que han oído que todo esto son tonterías no se han tomado la molestia de investigar antes de opinar. Así la opinión se convierte en una creencia, ya que no está basada en el conocimiento real de un tema sino en conclusiones basadas en su desconocimiento.

Tengo muy claro que se trata de una de las claves más importantes que tiene el ser humano para comprender el funcionamiento del universo y de sí mismo. Estudiar astrología activa una dinámica de pensamiento vinculante e intuitivo. Te lleva a una visión de la realidad en la que puedes ir relacionando diferentes niveles constantemente. Esto convierte a la astrología en una aventura extremadamente interesante para quien quiera adentrarse en ella.

Mi práctica se basa en todo lo aprendido y experimentado a lo lardo de mi vida, que partió de la astrología tradicional, con la que empecé este camino, pero continuó toda la vida con el estudio a fondo de las diferentes maneras de entender nuestra relación con los astros de las diferentes culturas. He estudiado los métodos predictivos usados en la antigüedad y su relación con las escuelas de sabiduría a lo largo de la historia. He tenido la suerte de tener muy buenos maestros en este tema, uniendo la astrología tradicional con conceptos de la espiritualidad de todos los tiempos.

En los últimos años he investigado a fondo y aplico las claves astrológicas que nos ofrecen los Vedas y los antiguos astrólogos de la India y también estudiosos más actuales que han difundido las claves de la astrología espiritual.

La mirada astrológica

 

A medida que estudiamos astrología se nos revela que verdaderamente hay una relación entre lo que ocurre en el cielo y lo que vivimos. Tomar conciencia de esta relación nos muestra, sin lugar a dudas, que hay un orden en la existencia y que formamos parte de él.

A un astrólogo no se le pasará por alto que esta es una experiencia jupiteriana y que el lugar con el que tal evento tiene afinidad es la casa 9. Si la toma de conciencia es repentina, estará Urano involucrado, si nos ayuda a sentir pertenencia a una totalidad, tendrá una fuerte relación con Neptuno, si forma parte de un proceso de tomar responsabilidad, será Saturno quien formará parte de la experiencia… Así podemos ver, partiendo desde lo general a lo particular, lo que un astrólogo verá al mirar la carta y observar cómo se relacionan los planetas y todos los elementos de un tema.

No olvidemos que en la carta astral siempre está presente todo, lo que nos muestra que, a fin de cuentas, todo siempre tiene relación con la totalidad de este universo. La mirada astrológica permite abarcar más y más a medida que vamos introduciéndonos en el estudio de las cartas astrales de las personas y de los eventos. Nos permite tener un pequeñísimo y humilde indicio del sentido de la existencia.

La pulsación entre el ser humano y el universo

El universo pulsa.
Pulsamos con el universo mediante los movimientos de Prâna y Apâna. Nuestra exhalación respecto al universo es Apâna y la inhalación Prâna. Y del universo hacia el individuo Apâna es la inhalación y Prâna es la exhalación.
En el plano físico, Prâna es el oxígeno y Apâna el carbono: se trata de los principios del Sol y Saturno, vida y muerte.
En las antiguas escuelas espirituales, “Ham” representa a Apâna y “So” a Prâna. Las palabras simba (león), hamsa (cisne) o el mantram so ham tienen que ver con este movimiento. Se puede experimentar sintiendo el sonido “so” al inspirar y el sonido “ham” al exhalar.
El impulso de la inspiración se produce a través de los nervios alrededor del ombligo. En el cuerpo de un yogui esta es la zona Virgo-Escorpio. Antes de los 7 años, Libra todavía no ha separado este gran signo que comprendería Virgo y Escorpio. A partir de esa edad, Libra separa estos dos signos, separando las consciencias del ser humano interior y exterior. Es a lo que se denomina Mâya.
Respecto a la exhalación, es controlada por los nervios alrededor de la zona respiratoria y bucal. Se trata de la zona Cáncer-Tauro en el yogui y Géminis en los demás.
El punto de equilibrio, Samâna, se encuentra por debajo de las costillas, por encima del ombligo, en la zona del diafragma. Se trata del asiento del león. El sello de Leo representa a esa cueva sobre la que se asienta el león. Ahí se asienta en reflexión el ser humano perfecto, representado por Acuario.
Trabajando conscientemente en ese movimiento, el hombre desciende periódicamente a la materia para elevar los elementos de su reino inferior. Así elimina los signos de Libra y Géminis llevando al ser humano al estado yóguico.

Así lo explica el autor Ekkirala Krishnamacharya en su libro “Astrología espiritual”

Por el camino encontramos las respuestas

 

 

Cuando “encontrar qué está en conflicto” se convierte en un bocado que creo que necesito:

Cuando intentamos encontrar el conflicto que originó una “enfermedad”, nos podemos acabar adentrando en un nuevo conflicto, en este caso de bocado, especialmente si creemos que podemos morir si no conseguimos ese bocado “¿cuál es el conflicto?” Es una pregunta habitual en el entorno de la Nueva Medicina Germánica. Casi siempre nuestra pregunta parte de la suposición de que estamos haciendo algo mal, por lo que “tengo que hacer algo para resolver esto”.

Está claro que si sabemos que la causa de nuestro problema está en un conflicto que estoy viviendo hemos de indagar acerca de todo lo que nos ha sucedido a fin de resolver el conflicto. Sin embargo, el hecho de que consigamos dilucidar esa causa no dependerá de cuán obsesivamente busquemos. De hecho, la búsqueda desesperada a veces nos aleja de la información que buscamos. La necesidad no acostumbra a ser un buen camino hacia la comprensión.
Si observamos nuestra vida, cuando hemos tenido momentos de comprensión ésta ha aparecido normalmente de repente y nadie nos ha tenido que convencer de nada. De repente todo se comprende, como cuando pones una pieza en un puzle y todo encaja. Cuando intentas hacer un puzle es esencial para ir avanzando tener la mente tranquila e ir probando. Si te desanimas porque nada encaja te atrasas, forzando piezas o cometiendo errores.

Leer más

El DHS: El suceso que inicia nuestras “enfermedades”

 

 

Cuando intentamos comprender de qué se trata esta nueva visión acerca de la salud, nos damos cuenta de que un factor esencial es el DHS, el Síndrome de Dirk Hamer.

El doctor Hamer lo llamó así porque se dio cuenta de la muerte de su hijo inició un proceso biológico en su vida, lo que habitualmente llamamos enfermedad. Tras investigar de manera metódica y exhaustiva, vio de manera muy evidente que toda enfermedad se iniciaba con un evento imprevisto, salvo lógicas excepciones circunstanciales como envenenamientos, traumatismos y carencias nutricionales extremas.

 

¿Cómo sucede un DHS?

 

 

De repente, nos sucede algo ante lo que nos sentimos sobrepasados. No tenemos una respuesta inmediata ante ello y supone un reto biológico para nosotros. De alguna manera supone un peligro para nuestra supervivencia, la de nuestra especie o de nuestro grupo. Leer más

¿Qué actitud tenemos frente a lo que nos sucede en la vida?

A menudo podemos ver dos formas de actuación extremas representadas por dos tipos de personas.

Por un lado, tenemos a los que son esencialmente dominados por su mente y han de resolver todo por la fuerza hasta que las cosas salgan correctamente. Son lo que llamamos “personas fuertes” porque acostumbran a ser extremadamente dominantes. Son personas admiradas socialmente porque se las siente “capaces”. Están siempre enfocadas a resolver problemas y su vida es extremadamente estresante, siempre en combate activo. A su lado, los demás acostumbran a decrecer, porque en su afán de resolverlo todo resuelven también lo de los demás y no les permiten experimentar por sí mismos ni equivocarse, en base evidentemente a lo que ellos consideran correcto. Sus hijos normalmente acaban o bien siendo sumisos o personas que están constantemente en guerra porque no les permiten experimentar por sí mismos y se sienten permanentemente contrariados a nivel muy profundo. Leer más